¿Qué es la artritis idiopática Juvenil?

La palabra artritis significa inflamación de las articulaciones. Esta inflamación causa dolor, rigidez, hinchazón y disminución de movilidad. Sin embargo, únicamente sentir dolor en las articulaciones no significa tener artritis.

 

La artritis idiopática juvenil, también denominada artritis reumatoide juvenil, es el tipo más frecuente de artritis en los niños menores de 16 años de edad.

 

La artritis idiopática juvenil puede causar dolor, inflamación y rigidez articular persistentes. Algunos niños podrían experimentar síntomas durante unos pocos meses solamente, mientras que otros presentan síntomas durante el resto de sus vidas.

Formación académica:

  • 2012-2014  Reumatología Hospital Roosevelt Guatemala

 

  • 2008-2011 Medicina Interna IGSS Guatemala

 

  • 2000-2006 Médico y Cirujano Universidad de San Carlos de Guatemala

Especializado en:

Artritis Reumatolide

Oesteoartritis

Osteoporosis

Algunos tipos de artritis idiopática juvenil pueden causar complicaciones graves, por ejemplo, problemas en el crecimiento, daño en las articulaciones e inflamación ocular.

 

Tipos de artritis idiopática juvenil

 

La artritis idiopática juvenil suele aparecer entre los seis meses y los 16 años. Los primeros signos de la enfermedad suelen ser el dolor o hinchazón y el enrojecimiento o calentamiento de las articulaciones.

 

Tipos principales de artritis idiopática juvenil:

Artritis idiopática juvenil sistémica. Afecta a todo el cuerpo. Sus síntomas incluyen episodios de fiebre alta, especialmente al anochecer, que van seguidos de bajadas repentinas de la temperatura corporal. Al iniciarse el episodio de fiebre, el niño se puede encontrar francamente mal, ponerse pálido y/o desarrollar erupciones, que pueden desaparecer súbitamente y reaparecer al poco tiempo. El bazo y los ganglios linfáticos también pueden aumentar de tamaño. A la larga, muchas de las articulaciones del cuerpo quedan afectadas por la hinchazón, el dolor y la rigidez.

 

Oligoartritis. Afecta a cuatro o menos articulaciones. Sus síntomas incluyen el dolor, la rigidez y/o la hinchazón articular. Las rodillas y las muñecas suelen ser las articulaciones más frecuentemente afectadas. Existen dos subtipos de oligoartritis, la persistente y la extendida, cuya presencia depende de la cantidad de articulaciones que acaban siendo afectadas por la enfermedad

 

Artritis poliarticular asociada a factor reumatoide negativo. Es un tipo de artritis idiopática juvenil que afecta más a las chicas que a los chicos. Sus síntomas incluyen hinchazón o dolor en cinco o más articulaciones. Suele afectar a las articulaciones de las manos, así como a articulaciones que soportan mucho peso, como las rodillas, las caderas, los tobillos, los pies y el cuello.

 

Artritis poliarticular asociada a factor reumatoide positivo. Afecta aproximadamente al 15%de los niños con artritis poliarticular o al 3% de todos los niños que padecen artritis idiopática juvenil. Este tipo de artritis es el que más se parece a la artritis idiopática propia de las personas adultas y es el que, en la población infantil, se asocia a mayor riesgo de erosiones y lesiones articulares.

 

Artritis soriásica. Los niños que padecen este tipo de artritis idiopática juvenil presentan la erupción propia o bien cuentan con un pariente cercano afectado por esta afección. Las uñas de los dedos de manos y pies pueden quedar afectadas por la enfermedad.

 

Artritis asociada a entesitis. Suele afectar a las extremidades inferiores y a la columna vertebral. Los niños también pueden presentar inflamación en los puntos de unión entre tendones y huesos (por ejemplo, en el lugar donde el tendón de Aquiles se une con la parte posterior del talón). Este tipo de artritis también incluye la espondilitis anquilosante juvenil, que cursa con inflamación de las articulaciones de la zona lumbar

 

Artritis indiferenciada. Una artritis que no encaja en ninguna de las categorías que acabamos de describir o que encaja en varias de ellas.

 

Los primeros signos de la artritis, que pueden ser desde sutiles a evidentes, incluyen la renguera y el dolor de muñeca, dedo/s y/o rodillas. Las articulaciones se pueden inflamar súbitamente y permanecer agrandadas.

 

Causas

 

La artritis idiopática juvenil se produce cuando el sistema inmunitario del organismo ataca a sus propias células y tejidos. Se desconoce la razón por la que esto sucede, pero tanto la herencia como el entorno parecen influir. Algunas mutaciones genéticas podrían hacer que una persona se vuelva más sensible a factores ambientales, como virus, que podrían desencadenar la enfermedad.

 

 Síntomas

 

Los signos y síntomas más frecuentes de la artritis idiopática juvenil son los siguientes:

 

Dolor. Aunque tu hijo podría no quejarse de dolor articular, tal vez notes que cojea, especialmente apenas se levanta por la mañana o después de una siesta.

 

Hinchazón. Es común que las articulaciones se hinchen, pero con frecuencia se observa primero en las articulaciones más grandes, como la rodilla.

 

Rigidez. Quizás notes que tu hijo parece más torpe que lo habitual, especialmente por la mañana o después de las siestas.

 

Fiebre, ganglios linfáticos inflamados y sarpullido. En algunos casos, se puede tener fiebre alta, los ganglios linfáticos inflamados o un sarpullido en el tronco que suele empeorar por la noche.

 

Al igual que otras formas de artritis, la artritis idiopática juvenil se caracteriza por períodos en los que los síntomas se mantienen y otros en los que desaparecen.

 

Complicaciones

 

La artritis idiopática juvenil puede provocar varias complicaciones graves. Pero vigilar con atención la afección de tu hijo y buscar atención especialista adecuada pueden reducir mucho el riesgo de tener las siguientes complicaciones:

 

Problemas oculares. Algunos tipos pueden causar inflamación ocular (uveítis). Si esta afección se deja sin tratar, podría provocar cataratas, glaucoma e incluso ceguera.

 

Problemas de crecimiento. La artritis idiopática juvenil puede interferir en el crecimiento y desarrollo óseo de tu hijo.

 

¿Cuándo consultar al especialista?

 

Lleva a tu hijo al especialista si tiene dolor articular, hinchazón o rigidez por más de una semana, especialmente si también tiene fiebre ya que esta enfermedad puede afectar a tu hijo tanto en su crecimiento como también en su estilo de vida diaria.

 

Clínica de Artritis

 

Centro Hospitalario La Paz Occidente

4ta calle 23-61 zona 3, Quetzaltenango Guatemala

5to. Nivel, Clínica 511,  Teléfono: +7765.3765 Emergencias +3553.0464

Redes Sociales: